La importancia de la inspiración en la niñez.

Escribiendo como un adulto que dejó de ser niño hace no tanto, y como una persona que convive con niños de una manera cercana y directa, quisiera compartir un factor que he detectado que influye de gran manera en su desarrollo como individuos y en su toma de decisiones. Este factor es la inspiración.

Utilizando en este artículo el término inspiración como ese poder que se tiene durante la infancia de asombrarse por la más minúscula cosa o admirar a alguien por sus grandes hazañas y acciones. Esta capacidad que se pierde al crecer, junto con la inocencia, es la que permite a los niños impulsarse y soñar en lograr metas que parecen inalcanzables para las personas de edades mayores, y es este el impulso que los lleva a tomar un camino o el otro en la travesía de su vida.

Es por esto que como adultos tenemos la gran responsabilidad, ya sea como padres, familiares o figuras públicas, de encaminar a los infantes a asombrarse por cosas que los enriquezcan o a admirar a personajes que sean un ejemplo positivo y de crecimiento para ellos. Detectar sus gustos, habilidades, aficiones para de esa manera mostrarles todo lo que se puede hacer con ello, y sobretodo que también ellos lo pueden lograr.

En mi experiencia, como escritor de libros para niños y sin decirlo con arrogancia, he detectado lo fácil e importante que es inspirar durante la infancia. Lo único que se tiene que hacer es escucharlos, entenderlos y mostrarles de una manera que les parezca atractiva lo que haces y la pasión que tienes por ello. Hay que entender como adultos que ellos no tienen la misma visión del mundo que nosotros, por lo que les interesan cosas diferentes y la manera de comunicarnos con ellos debe ser diferente. Esa es la clave, saber expresarles las cosas realmente admirables de una forma que sea interesante y divertida para ellos.

Por otro lado, también es importante mostrarles que no sólo las personas que aparecen en la televisión o que tienen millones de seguidores en sus redes sociales son las que son dignas de admirar. Sino que existen muchos ejemplos de vida dignos de seguirse e imitar, y que son los que con más frecuencia pasan desapercibidos. Se tiene que buscar desarrollar en cada niño esa habilidad para detectar grandeza en los pequeños detalles y acciones que realmente valen la pena.

Y repito, ¿Cómo se hace esto? prestándoles atención, escuchando sus dudas e intereses, no subestimando su nivel de entendimiento. Muchas veces pensamos que no les interesan temas más elevados o profundos para ellos, como puede ser el trabajo de los padres o de algún familiar cercano. Y no es que no les interese, por el contrario, únicamente no hemos aprendido a comunicárselos de una manera que sea interesante para ellos y es por eso que estos temas tan importantes pasan a un segundo plano, no permitiéndolos sentirse orgullosos e inspirarse en su propio entorno. Estoy seguro que la mayoría de los padres buscan ser un ejemplo para sus hijos, el problema está en que los niños no lo pueden ver si no se los muestran. Hay que hablar con ellos, explicarles lo increíble que es su trabajo y las cosas que hacen y logran. Así cada niño podría tener su inspiración y ejemplo a seguir en su propia casa.

En conclusión, la inspiración es algo que determina de manera muy fuerte el camino que tomarán los niños durante su infancia y para fortalecerla de una manera positiva hay que escucharlos, entenderlos y mostrarles en su lenguaje los hechos admirables que pueden ser enriquecedores para ellos.

 

Y recuerda, TÚ también puedes inspirar.

 

 Terry – Gerardo González Vega

Mercadólogo y caricaturista mexicano con 5 libros para niños publicados. Creador de los proyectos de comic “Pepinadas” y “El ratón sibarita”. Participación en más de 50 conferencias/talleres a nivel nacional incluyendo el programa “Escuelas en comunidad”.

Contacto g@rounder.agency

Página web: pepinadas.com

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCaTTiYnDbbrxlfeadrcFI_g

Facebook: https://www.facebook.com/pepinadas/

¡Comparte!

Share your thoughts