Filantropía Digital

Cuando entramos a ese complejo habitacional que tuvo “sus ayeres“ por la zona de “La Costi” en Zapopan Jalisco, la primer impresión fue la cálida pero apurada recepción por parte de una de las monjas que atienden esa Casa Hogar. Íbamos a dar un curso de marketing digital. En el pasillo nos cruzamos con una sonriente niña de 12 años con el pelo muy restirado en una cola de caballo. La monja nos la presenta: “esta nena es Juanita y lleva prisa porque va tarde a la secundaria.” Seguimos caminando y 4 metros más adelante estaba un pequeño de 3 años en el piso jugando con un camión verde y amarillo. La monja nos dice; “es Agustín, hijo de Juanita a quien recién conocieron.” Wow.

En mi primer llamada con el fundador de una OSC dedicada a enseñar música a niños en situación vulnerable y de pobreza, escuché una frase que me dejó helado y lleno de esperanza. “Es que brother, un músico más es un criminal menos”. Wow.

Una encantadora pequeña de 3 años que donó su trenza en favor de los niños con cáncer, “retó” a un famoso boxeador mexicano, Saúl “el Canelo” Álvarez, a que le pusiera precio a su barba en favor de los niños con esta enfermedad. El pugilista no solo aceptó el reto de la nena, sino que propuso doblar la cantidad de lo que se recaudara. Lo logró en tiempo récord con la ayuda de más de 150 personas. Wow.

El PIB de las donaciones filantrópicas en Estados Unidos es del 2.1% mientras que el de México, según el INEGI, de 0.04%. Tal diferencia suena alarmante, sin embargo yo creo que este instituto no considera dentro de sus estadísticas, los $10 pesos que le día ayer en el “súper” al amable señor de la tercera edad que me ayudó a poner mis compras en las bolsas, o los 4 mazapanes a sobreprecio que le compró mi esposa a la señora con discapacidad visual en el semáforo de la esquina. No señor. No creo que los contemple. Este tipo de “ayuda sin impacto” es muy propia del mexicano y en general del latino y encuentro 3 razones del porqué. La desconfianza en las instituciones públicas; la desconfianza en las organizaciones ciudadanas; la desconfianza de unos y otros.

Es justo aquí donde en pleno 2019, con la tecnología tan en boga no solo puede, sino DEBE ayudar a restaurar la confianza entre los distintos actores de la sociedad en busca del fortalecimiento de los lazos.

Existe un desafío importante y tiene mucho que ver con el rompimiento generacional. Mucho empresarios dejan en manos de las nuevas generaciones las decisiones estratégicas. Estas nuevas generaciones, nativas digitales, traen otro “mindset”. Es muy sencillo entender la transición de Taxis a Uber; de  Blockbuster a Netflix; de Hoteles a AirBnb; por lo tanto, pasar de donaciones tradicionales a filantropía digital suena natural. Pero más allá de la manera orgánica y natural en como las nuevas generaciones toman este cambio, tenemos por primera vez en la historia, la oportunidad de privilegiar la tan apreciada transparencia.

El blockchain (o cadena de bloques) más popular por su aplicación en las criptomonedas o bitcoin, nos da la gran oportunidad de tener la perfecta “trazabilidad” de los orígenes y destinos de los recursos utilizados para las ONGs y por otro lado, el poder agregar valor a la instituciones que tienen información importante a través de la ciencia de datos e Inteligencia Artificial, tal como lo hace Gravyty (https://www.gravyty.com/). Esta plataforma identifica el perfil del donador, a través de los algoritmos con inteligencia artificial, implementados en el tiempo correcto, con el mensaje exacto, con las preferencias ideales, incrementando así la posibilidad de la donación, mientras sus robots siguen aprendiendo.

En mayo de 2019, la consultora internacional Deloitte organizó, en colaboración con One Young World, una discusión en vivo sobre los resultados de su última encuesta global sobre la generación ‘millennial’.

El 42% de los encuestados apuesta por empresas y productos que tengan un beneficio para la sociedad y/o medioambiente y el 38% han cortado su relación con una o varias empresas porque han percibido en ella un impacto negativo.

Sin lugar a dudas, una de las piedras angulares para detonar la autosustentabilidad de las OSCs, incluso antes que la entrada de la tecnología, es la educación. Para muestra basta un botón. Una OSC enfocada a la rehabilitación física y emocional, durante un año, recaudó únicamente $430 pesos en Fondify (plataforma de recaudación de fondos para OSCs). Después del proceso de aceleración en Fondify Academy, que tuvo una duración de 3 meses, logró recaudar en un mes $184,671 pesos. Mismo caso con una OSC que se enfoca a la equinoterapia. Durante el primer año recaudó $4,850 pesos y después de la aceleración, logró recaudar $75,450. Lo más relevante de estos casos de éxito, no es el dinero per se, sino la transferencia del conocimiento para que puedan generar su auto sustenabilidad, cada día más necesaria.

Regresando a las 3 historias del inicio, sobre estos pequeños héroes y heroínas (Juanita, Agustín, las monjas, los músicos) no he encontrado a una sola persona que no solo se emocione con su historia, sino que desea encontrar la forma de ayudarles. La pieza faltante es ese puente. Agregarle valor a la filantropía desde la trinchera de la innovación es imprescindible si queremos una sociedad más próspera. La tecnología representa el cómo del cambio y los seres humanos representamos el por qué. Democratizando las donaciones para las ONG que están haciendo diferencias positivas en el mundo, se crea un círculo virtuoso para la sociedad. Vincular a empresarios e individuos visionarios con las ONG que buscan un mundo mejor del que encontraron, es una fórmula altamente recomendada para resolver problemáticas que nos afectan como sociedad.

Salvador Paz

Fundador de Fondify

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Giving USA 2018. Giving Statistics: Recuperado de https://www.charitynavigator.org/index.cfm?bay=content.view&cpid=42

Aguilar, Rubén (03-05-2011). Las donaciones en México. Ciudad de México: https://www.animalpolitico.com./https://www.animalpolitico.com/lo-que-quiso-decir/las-donaciones-en-mexico/

 Gravyty Technologies Inc 2019. www.gravyty.com: Recuperado de https://www.gravyty.com/firstdraft/

 Morgan Stanley  2019. https://www.morganstanley.com: Recuperado de https://www.morganstanley.com/ideas/sustainable-socially-responsible-investing-millennials-drive-growth

 BBVA 2019. Los ‘millennials’ demandan una formación empresarial con impacto positivo: Recuperado de https://www.bbva.com/es/los-millennials-demandan-una-formacion-empresarial-con-impacto-positivo/

¡Comparte!

2 Comments

Join the discussion and tell us your opinion.

Un Milagro para Romina ACreply
septiembre 5, 2019 at 2:16 am

Hola, somos una familia que con cero recursos, muchas ganas y poco tiempo efectivo, queremos ayudar a familias de bebés con Síndrome de West y Epilepsia en Jalisco.
Tenemos registrados 20 pequeños urgidos de apoyo. Necesitamos apoyo para generar un proyecto que nos vuelva sustentables.

customwriting-s.com/essay_writer.phpreply
septiembre 12, 2019 at 10:08 am

I was very surprised that you saw after you entered there because I could not imagine what this could be expected of you.

Leave a reply