“Teniendo conversaciones difíciles para impulsar cambios en la distribución del poder”

“¿Cuál fue su primer recuerdo relacionado con el dinero?” Así comenzamos el día en el Simposio Pathways to Power, celebrado en Londres en el mes de noviembre donde nos reunimos organizaciones de la sociedad civil, donantes y organismos internacionales representando a países de todo el mundo. Había personas que recordaban haberlo ahorrado, otras lo regalaban, unas más luchaban por él y algunos lo escondían. Pero, ¿Cuál era el objetivo de esta actividad? ¿Qué significa el dinero en nuestras vidas, en nuestras organizaciones? Aún y cuando hemos estado viviendo y escuchando esto todo el tiempo… creo firmemente que el dinero no es el único recurso del poder.

Pero, ¿qué tipo de poder existe y para qué? ¿Dónde están ubicados estos poderes?

Tuvimos una conversación profunda sobre cómo los procesos de desarrollo de capacidades pueden ser un recurso de poder y un catalizador para el cambio que podría ayudar a cambiar el poder, y para que esto suceda, es necesario lo siguiente:

  1. Reconocer el poder innato de las comunidades y su complejidad, para desarrollar sistemas que las potencialicen y hagan que sus poderes sean expresados y tomados en cuenta.
  2. Dejar de un lado la creencia romántica de que las organizaciones de la sociedad civil y los organismos internacionales son héroes y replantear la forma en que se brinda desarrollo de  capacidades a las comunidades (también tenemos que repensar la pertinencia de este concepto).
  3. Romper la arrogancia en torno a los «expertos», cambiar la forma en que son vistos, aprender diferentes tipos de enfoques para trabajar con las comunidades y redefinir ¿quiénes son los «expertos»?
  4. Potencializar el poder de la colaboración e impulsar un movimiento generoso de conocimiento abierto e intercambio de información dentro del sector.
  5. Eliminar la idea de que «lo internacional es mejor que lo local» o que «lo que viene de los países del norte es mejor que lo surja de los países del sur» y, en lugar de esto, intentar crear un «enfoque glocal» para mejorar los programas y procesos en todo el mundo, mezclando ambos conocimientos y experiencias.
  6. El desarrollo de capacidades debe ser también para los donantes y todos los actores involucrados en la cooperación internacional, no solo para las ONG u organizaciones de base.
  7. Tener la capacidad de escuchar, empatizar, ser flexible con tiempo y recursos para empoderar. Se deben construir alianzas conscientes para mejorar los procesos de desarrollo de capacidades. «Siempre desde las comunidades, con las comunidades y para las comunidades».

Pathways to power fue un espacio increíble donde personas de todo el mundo y de diferentes tipos de organizaciones dentro del sector se reunieron para tener conversaciones difíciles pero muy inspiradoras y desafiantes que estoy segura nos llevarán a colaborar y hacer las cosas de manera diferente para transformar nuestras realidades.

Mariana Sandoval

Directora Ejecutiva de Comunalia

¡Comparte!

Share your thoughts